domingo, 24 de septiembre de 2017

COPLAS DEL VINO (Nicanor Parra, chileno)



Nervioso, pero sin duelo 
A toda la concurrencia 
Por la mala voz suplico 
Perdón y condescendencia. 

Con mi cara de ataúd 
Y mis mariposas viejas 
Yo también me hago presente 
En esta solemne fiesta. 

¿Hay algo, pregunto yo 
Más noble que una botella 
De vino bien conversado 
Entre dos almas gemelas? 

El vino tiene un poder 
Que admira y que desconcierta 
Transmuta la nieve en fuego 
Y al fuego lo vuelve piedra. 

El vino es todo, es el mar 
Las botas de veinte leguas 
La alfombra mágica, el sol 
El loro de siete lenguas. 

Algunos toman por sed 
Otros por olvidar deudas 
Y yo por ver lagartijas 
Y sapos en las estrellas. 

martes, 18 de abril de 2017

BOCA DEL LLANTO (Jaime Sabines, mexicano)



Boca del llanto, me llaman
tus pupilas negras,
me reclaman. Tus labios
sin ti me besan.
¡Cómo has podido tener
la misma mirada negra
con esos ojos
que ahora llevas!

Sonreíste. ¡Que silencio,
qué falta de fiesta!
¡Cómo me puse a buscarte
en tu sonrisa, cabeza
de tierra,
labios de tristeza!

No lloras, no llorarías
aunque quisieras;
tienes el rostro apagado
de las ciegas.

Puedes reír. Yo te dejo
reír, aunque no puedas.

sábado, 21 de enero de 2017

EL GATO Y EL PÁJARO (Jacques Prévert, francés)

Un pueblo escucha desolado el canto de un pájaro herido. Es el único pájaro del pueblo y es el único gato del pueblo que lo ha devorado a medias. Y el pájaro cesa de cantar el gato cesa de ronronear y de relamerse el hocico. Y el pueblo le hace al pájaro maravillosos funerales. Y el gato que está invitado marcha detrás del pequeño ataúd de paja donde el pájaro muerto está estirado llevado por una niñita que no deja de llorar. Si hubiera sabido que eso te daba tanta pena, le dice el gato, me lo hubiera comido del todo y después te hubiera contado que lo había visto volarse volarse hasta el fin del mundo allá donde es tan lejos que nunca se vuelve. Tu hubieras tenido menos pena Simplemente tristeza y aflicción Nunca hay que hacer las cosas a medias.


sábado, 31 de diciembre de 2016

UNA CARTA DE AMOR (Julio Cortázar, argentino)


Todo lo que de vos quisiera
es tan poco en el fondo
porque en el fondo es todo,
como un perro que pasa, una colina,
esas cosas de nada, cotidianas,
espiga y cabellera y dos terrones,
el olor de tu cuerpo,
lo que decís de cualquier cosa,
conmigo o contra mía,
todo eso es tan poco
yo lo que quiero de vos porque te quiero.
Que mires más allá de mí,
que me ames con violenta prescindencia
del mañana, que el grito
de tu entrega se estrelle
en la cara de un jefe de oficina,
y que el placer que juntos inventamos
sea otro signo de libertad.

lunes, 28 de noviembre de 2016

CLEOPATRA (Salvador Díaz Mirón, mexicano)


      La vi tendida de espaldas
      Entre púrpura revuelta.
      Estaba toda desnuda,
      Aspirando humo de esencias
      En largo tubo, escarchado
      De diamantes y de perlas.

      Sobre la siniestra mano
      Apoyada la cabeza;
      Y como un ojo de tigre,
      Un ópalo daba en ella
      Vislumbres de fuego y sangre
      El oro de su ancha trenza.

      Tenía un pie sobre el otro
      Y los dos como azucenas;
      Y cerca de los tobillos
      Argollas de finas piedras,
      Y en el vientre un denso triángulo
      De rizada y rubia seda.

      En un brazo se torcía
      Como cinta de centellas,
      Un áspid de filigrana
      Salpicado de turquesas,
      Con dos carbunclos por ojos
      Y un dardo de oro en la lengua.

      A menudo suspiraba;
      Y sus altos pechos eran
      Cual blanca leche, cuajada
      Dentro de dos copas griegas,
      Y en alabastro vertida,
      Sólida ya, pero aún trémula.

      ¡Oh! Yo hubiera dado entonces
      Todos mis lauros de Atenas,
      Por entrar en esa alcoba
      Coronado de violetas,
      Dejando ante los eunucos
      Mis coturnos a la puerta.

sábado, 29 de octubre de 2016

MUJER, NADA ME HAS DADO (Pablo Neruda, chileno)



Nada me has dado y para ti mi vida
deshoja su rosal de desconsuelo,
porque ves estas cosas que yo miro,
las mismas tierras y los mismos cielos,

porque la red de nervios y de venas
que sostiene tu ser y tu belleza
se debe estremecer al beso puro
del sol, del misino sol que a mí me besa.

Mujer, nada me has dado y sin embargo
a través de tu ser siento las cosas:
estoy alegre de mirar la tierra
en que tu corazón tiembla y reposa.

Me limitan en vano mis sentidos
-dulces flores que se abren en el viento-
porque adivino el pájaro que pasa
y que mojó de azul tu sentimiento.

Y sin embargo no me has dado nada,
no se florecen para mí tus años,
la cascada de cobre de tu risa
no apagará la sed de mis rebaños.

Hostia que no probò tu boca fina,
amador del amado que te llame,
saldré al camino con mi amor al brazo
como un vaso de miel para el que ames.

Ya ves, noche estrellada, canto y copa
en que bebes el agua que yo bebo,
vivo en tu vida, vives en mi vida,
nada me has dado y todo te lo debo.

lunes, 10 de octubre de 2016

MI AMOR (Antonio Gamoneda, español)

Mi manera de amarte es sencilla:
te aprieto a mí como si hubiera
un poco de justicia en mi corazón
y yo te la pudiese dar con el cuerpo.
Cuando revuelvo tus cabellos
algo hermoso se forma entre mis manos.
Y casi no sé más.
Yo sólo aspiro a estar contigo en paz
y a estar en paz con un deber desconocido
que a veces pesa también en mi corazón.